¿Una fachada rustica como nueva? Recurre a una rehabilitacion de fachadas

rehabilitacion-de-fachadas

Si somos dueños de una casa rural, o nuestra casa tiene la fachada de piedra con el paso del tiempo tendremos que pensar en contratar una empresa como Proliser, para que se ocupe de la rehabilitacion de fachadas.

 

Porque el desgaste del tiempo no perdona ni a la roca misma, las construcciones antiguas también sufren un desgaste natural debido a las inclemencias del tiempo. Es de las partes más expuestas de una casa, el viento es capaz de ir erosionando nuestra fachada a través de las partículas que transporta en suspensión.

 

El agua que cae va erosionando poco a poco la fachada aparte de que cuando caen heladas el agua que se congela provoca un aumento de volumen separando poco a poco las grietas y actuando como potente agente destructor.

 

Además de la sal y el salitre de las costas, la humedad de estas zonas ayuda a provocar un envejecimiento prematuro en las paredes. O la contaminación del humo de los coches en las grandes ciudades.

Aparte de las razones climatológicas, las paredes al encontrarse en el exterior sufren otro tipo de daños. Los clavos incrustados se oxidan y dejan agujeros donde se puede colar el agua de lluvia o las vibraciones del suelo al pasar los vehículos pueden desestabilizar el cerramiento. Aparte de otro tipo de golpes que puedan sufrir por el uso, muebles, bicis, etc.

Tanto como si vamos a contratar una empresa de rehabilitacion de fachadas como si lo vamos a hacer nosotros mismos tendremos que tener una base de la forma adecuada en la que se rehabilita una pared de piedra.

Antes de empezar a rehabilitar nuestra fachada tendremos que ver qué tipos de piedra la componen para saber su dureza, porosidad, resistencia. Así una vez lo sepamos podremos elegir el tipo adecuado de cerramientos para la estructura.

  1. Lo primero que tendremos que hacer es eliminar el revestimiento antiguo de montero, ya que seguramente se encuentre debilitado.
  2. Procederemos a picar posteriormente la pared y después a la limpieza exhaustiva de los restos que hayan podido quedar. Lo mejor es una limpieza con una máquina de agua a presión. Y no nos olvidemos de la limpieza de graffitis.
  3. Una vez hayamos limpiado tendremos que comprobar que el revestimiento de la pared haya quedado saneado completamente.

 

  1. Una vez tenemos una pared limpia, saneada y mojada podremos aplicar una resina, la cual ayudará a mejorar el agarre del mortero. Enfoscaremos después con mortero de cemento o de cal.

 

  1. La colocación de una malla de fibra de vidrio justo dentro de la estructura evitará que el mortero se pueda fisurar y posteriormente desprender.

 

  1. Como final añadiremos una pintura para nuestro acabado, esta debe ser de exterior, impermeable y transpirable.