La lacra del paro continua

Siendo honestos con nosotros mismo, tenemos que admitir que eran muchas las personas las que estaban convencidas de que la recuperación económica era un hecho consumado. Sin embargo, de lo que no hay duda es de que esto no solo no es así sino que se está viendo que puede llegar a ser mucho peor de lo que podíamos llegar a pensar. Y es que, tras varios meses en los que el paro estaba bajando de una manera progresiva, y ciertamente alentadora, llegamos a este mes de septiembre y vemos que de nuevo ha subido el desempleo en España.

Las causas pueden ser muchas según aseguran los políticos que gobiernan nuestro país en funciones. Unas causas que según ellos tienen mucho que ver con la falta de gobierno que hay precisamente ahora. Sin embargo, de lo que no nos puede caber duda, sobre todo si hacemos caso a lo que dicen los distintos analistas que se han pronunciado, es que parece que las políticas que se han puesto en práctica no están dando los frutos deseados. Entonces, ¿dónde puede estar la solución a un problema que parece no tener fin al menos dentro del corto plazo?

la-lacra-del-paro-continuaLa primera medida que se ha esgrimido desde Europa llama mucho la atención. Los reyes de la austeridad, o eso al menos fue lo que demostraron hace ya algunos años, aseguran que lo que hace falta es subir los salarios. Esto, como te puedes imaginar, choca de manera frontal con el ideal político que hay en este país a día de hoy sobre todo por parte de los empresarios, los cuales no solamente no suben el salario sino que al mismo tiempo, por motivos que seguramente ni ellos mismos comprenden, degradan aún más las condiciones laborales de los trabajadores que tienen a su cargo.

Pero es que además se ha demostrado que los puestos de trabajo creados, porque es cierto que se han creado muchos puestos de trabajo nuevos, no tienen nada que ver con lo que podemos considerar como un puesto de trabajo digno. Son muchas las personas, y parece que esta es una tendencia que puede aumentarse en los próximos meses, las que tienen un contrato únicamente por horas con todo lo que ello implica, de forma negativa, para no solo su remuneración sino para todo lo que tiene que ver con sus derechos y su cotización. ¿Hacia dónde nos estamos dirigiendo en estos momentos en este país?